Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget.

242 Wythe Ave #4, Brooklyn, NY 11249
1-090-1197-9528
office@ourbusiness.com

Corfo alista reformas a líneas de venture capital y estudia convertirse en aportante directo de los fondos

Economía y Negocio.

Corfo alista reformas a líneas de venture capital y estudia convertirse en aportante directo de los fondos

Pablo Tirado
El_Mercurio

También trabajan para incentivar las inversiones institucionales. Según explica el vicepresidente ejecutivo de la estatal, Sebastián Sichel, de concretarse la idea, el organismo no solo compartiría el riesgo, sino que también participaría de la administración.

Que la regulación es demasiado restrictiva y que no permite invertir en cualquier tipo de compañía. Que las gestoras que reciben los recursos optan por apoyar proyectos en mercados más bien conocidos, sin apostar realmente por el riesgo. O que existe poca fiscalización desde la Corfo acerca de la relación que entabla el fondo con los emprendedores.

Cuando se intenta analizar el presente de los instrumentos públicos de apoyo a la industria del capital de riesgo en Chile, las opiniones dan para todo. Bien lo sabe el vicepresidente ejecutivo de la Corfo, Sebastián Sichel, quien desde hace un par de semanas viene encabezando reuniones de trabajo con los principales actores del ecosistema de venture capital en el país -desde los fondos a los emprendedores-, para conocer de primera fuente cuáles son las falencias que ellos mismos encuentran en el sistema de apoyos públicos y cómo se puede mejorar.

Sichel está trabajando bajo la tesis de que es necesario llevar la estrategia de líneas de crédito para la industria del venture capital a un segundo nivel. Explica que cuando estos incentivos se crearon en 2008, lo hicieron para fomentar el desarrollo de una industria prácticamente inexistente en el país y que ahora -10 años después y ad portas de que los primeros fondos empiecen a pagar los primeros créditos- llegó el momento de orientarlos hacia un mayor impacto en el ecosistema. “Queremos dinamizar la industria de los capitales de riesgo y ¿qué significa dinamizarlos? Primero, es multiplicar los fondos disponibles y segundo, que estos fondos aceleren el proceso de éxito en los emprendimientos y que no solo busquen el crédito del mismo fondo”, explica.

Corfo analiza coinvertir en startups

La visión de Sebastián Sichel para la Corfo va más allá de jugar con las cartas que le tocaron y eso queda de manifiesto cuando plantea la nueva estrategia que está analizando para activar el mercado del venture capital en el país. “Lo que estamos conversando es que quizás la Corfo pueda jugar otro rol para desarrollar este mercado; por ejemplo, ser aportante directo a fondos”, explica.

Agrega que de concretarse esa alternativa, serán necesarios una serie de cambios regulatorios y que, por lo mismo, están analizando la experiencia que han llevado a cabo bancos de desarrollo a nivel internacional para tomar ideas. “No es una decisión que tengamos tomada, pero es una reflexión que estamos tomando profundamente. Quizás esa sea la otra fórmula para incentivar a inversionistas institucionales para que se metan al mercado. La idea es básicamente que la Corfo, no solo comparta riesgo, sino que se meta en la administración del fondo, que tenga una mirada respecto de la calidad de la inversión que se va a hacer y, además, se generarían recursos patrimoniales”, dice.

En la estatal ya están trabajando en la primera fase de análisis para conocer la viabilidad de la iniciativa. “Hemos estudiado el modelo, hemos visto cuál debiera ser la propuesta regulatoria. Lo que estamos viendo ahora es un poco de benchmark , de casos comparados de éxitos y de fracasos y también analizando si es una palanca real para que los inversionistas institucionales se metan. Lo que queremos es dinamizar el mercado, por lo tanto, solo lo haríamos en la medida que se gatille la dinamización del mercado y de un tipo de inversión que hoy no se está generando”, enfatiza Sichel.

El principio de “No neutralidad”

Al margen de ese ambicioso plan -que Sichel define como “en verde”-, el vicepresidente ejecutivo de la estatal agrega que la idea más concreta hoy es crear una nueva estructura de incentivos dentro de la política tributaria para fomentar los fondos a invertir realmente en riesgo y para que realicen una labor más exhaustiva de acompañamiento hacia los emprendedores. “No me gusta la palabra fiscalización, porque es como volver a la discusión de los 90 sobre el rol del Estado. La idea no es fiscalizar dónde invierten, sino que es multiplicar los fondos y mejorar las condiciones para cuando decidan invertir en riesgo”, apunta.

“No neutralidad” es uno de los conceptos que más se repiten en boca de Sichel. Lo usa para explicar el giro que busca darle a la Corfo a la hora de apoyar fondos y que se define por dos ideas centrales. Por un lado, incentivar la creación de fondos que agreguen valor a la economía, pero que al mismo tiempo esa creación de valor tenga un alto grado de innovación. “La neutralidad fue una fase necesaria para poner el “cajón de manzanas” desde donde se construye el desarrollo de estos fondos, pero ahora viene un análisis de por qué están disponibles estos recursos para acceder a los mercados y a qué tipo de emprendedores o industrias queremos incentivar”, señala.

Dicho eso y recogiendo las críticas de algunos sectores que hablan de las restricciones que tienen los fondos de Corfo para invertir, por ejemplo, en ciertas empresas extranjeras o en cierto tipo de negocios, Sichel es tajante: hay cosas que están fuera de la conversación. “Aquí nunca hay que olvidar que la Corfo es una institución pública que está poniendo recursos de la señora que paga sus impuestos en Maipú y de los recursos de todos los chilenos que llegan al fisco, por lo tanto, en dónde se invierte es súper relevante”, precisa.

Inversionistas institucionales

Consciente de que la industria del capital de riesgo no puede depender solo del sector público, Sichel ve con muy buenos ojos lo que define como la caída de la “aversión al riesgo” del empresariado tradicional -y que se ha traducido, por ejemplo, en casos como el reciente concurso pro emprendimiento lanzado por Andrónico Luksic-, pero cree que se puede hacer más. En ese sentido, aboga porque los inversionistas institucionales también se sumen a la tendencia. “Estamos viendo con el Ministerio de Economía una propuesta de regulación para incentivar que otros actores que requieren cambios regulatorios particulares se metan en este mercado, a través de un fondo de fondos, mediante incentivos”, dice.

Agrega, además, que “sería ideal” que las AFP, que hoy no tienen limitaciones legales para hacerlo, también participen de la industria del venture capital . “La pregunta es: ¿qué tiene que pasar para que eso suceda? Nosotros creemos que tiene que haber un cambio legal que permita que, por ejemplo, se cree un fondo de fondos en el que ellos sean inversionistas y este fondo sea el que invierte y no directamente”, asegura.

Fuente: www.economiaynegocio.cl